Señales de atracción entre compañeros de trabajo

El ambiente laboral es uno de los puntos de encuentro en los que existe mayor probabilidad de establecer relaciones amorosas, y es que, es lugar en el que pasamos la mayor parte de nuestro día.

Al ser nuestro segundo hogar y estar rodeados de personas del sexo opuesto, resulta inevitable hacer nuevos amigos que a largo plazo podrían incluso convertirse en algo más debido a la cercanía.

Si has llegado a este artículo, es porque probablemente te estás preguntando si ese compañero que frecuenta tu oficina está interesado en ti o simplemente está siendo amigable, es por ello que te hemos enlistado las señales inequívocas de atracción entre los compañeros de trabajo para que despejes tus dudas de una vez por todas.

Miradas continuas

Dicen que los ojos son las ventanas del alma, y cuando existe atracción, es inevitable que la persona te mire una y otra vez a lo largo del día, y aunque en la mayoría de las ocasiones procure ocultarlo, tarde o temprano lo notarás.

Es posible que cuando sus miradas se crucen no puedan evitar sonreír y sonrojarse por la vergüenza de verse expuestos, esta es otra de las señales infalibles de que, entre ambos, hay algo de química.

Es posible que cuando sus miradas se crucen no puedan evitar sonreír y sonrojarse por la vergüenza de verse expuestos, esta es otra de las señales infalibles de que, entre ambos, hay algo de química.

Por otro lado, si solo ha ocurrido una vez y la persona opta por redirigir su mirada y disimular, es probable que no exista una atracción como tal, a menos que esto ocurra muy seguidamente, pero quiera ocultarlo.

Siempre se sonríen al mirarse

No se trata de sonrisas de cortesía, sino de alegría pura, esa que se contagia al mirar a alguien que te agrada mucho y que hace que el rostro se ilumine por completo y que se produzca la risa nerviosa.

Lo curioso de esto, es que muchas veces no hace falta que ninguno de los dos diga una sola palabra o que siquiera estén frente al otro, tan solo con que sus miradas se encuentren bastará para que ambos irradien felicidad.

Es por eso que si sospechas que alguien pueda estar enamorado o no de ti, debes fijarte en la expresión de su rostro al verte, pues si te sonríe a menudo, es posible que le gustes mucho.

Te demuestra su admiración

Los halagos y cumplidos, son parte de las amistades fuertes y duraderas, por lo que probablemente tengas algunas dificultades al poner a prueba esta señal, no obstante, cuando realmente le gustas a una persona, esta te alaga con mucha frecuencia.

LEER  Pros y contras de las apuestas entre amigos

Incluso es posible que te demuestre su admiración todos los días con al menos un cumplido pequeño, esto se debe a que las personas enamoradas tienden a idealizar a quienes les atraen y no pierden de vista ninguna virtud.

Es por eso que notarás que tu compañero prácticamente no podrá quedarse callado al momento de comunicarte los rasgos positivos que puede ver en ti, la cual es una clara señal de que le gustas y mucho.

Tiene gestos y detalles contigo

No necesariamente tienen que llevarte flores, perfumes o regalos ostentosos, pues esto ya sería demasiado evidente. Por el contrario, es probable que esta persona te lleve algún postre, un café o una comida que te guste.

En este sentido, suelen poner demasiada atención, es por eso que si alguna vez has comentado tu sabor favorito de helado o el postre que más disfrutas, puedes tener la seguridad de que te lo hará llegar a tu escritorio.

La mejor manera de comprobar la veracidad de esta señal, es prestando atención si la persona hace esto con otros compañeros de trabajo o si solo lo hace contigo.

Almuerzan juntos

La hora del almuerzo es el mejor momento para compartir y distraerse con los amigos y compañeros de trabajo, y ciertamente no hay nada de extraño en eso, pero cuando se vuelve un hábito almorzar con “esa persona” en particular, es cuando hay que sospechar.

Si alguien en verdad está interesado en ti, hará hasta lo imposible por disfrutar la hora del almuerzo contigo, y si por alguna razón has tenido mucho trabajo y no has podido almorzar, se asegurará de llevarte la comida a tu escritorio.

Si por alguna razón has tenido mucho trabajo y no has podido almorzar, se asegurará de llevarte la comida a tu escritorio.

Para ponerle a prueba, puedes intentar cambiar de planes de un momento a otro o almorzar con alguien diferente, de inmediato notarás su desesperación por hacerte cambiar de parecer.

Coqueteo sutil

La fase de coqueteo sutil es prácticamente la más evidente de todas las señales, y usualmente aparece justo antes de que la persona te declare todo lo que siente por ti.

Este coqueteo no es más que contactos sutiles, bromas divertidas, o jugueteos en los que las risas nerviosas se apoderan de los dos. En esta fase, tu compañero se fijará especialmente en tu reacción para ver si no le eres indiferente.

LEER  12 retos para hacer entre amigos

Es importante comprobar que solo haga estos juegos contigo, pues si notas que repite las mismas conductas con alguien más esto no será una buena señal y lo mejor será que te alejes.

Coinciden con regularidad

Siendo que trabajan en la misma compañía, es completamente normal que te topes con todos tus compañeros, sin embargo, si alguno de ellos está interesado en ti, procurará estar cerca tanto tiempo como pueda.

Es por ello, que no perderá la oportunidad de verte a la hora de la entrada y salida para saludarte, se sentará junto a ti en las reuniones generales y hasta tratará de aprenderse tu rutina para compartir contigo.

Esta es quizá una de las señales más difíciles de detectar, ya que muchas personas hacen lo imposible para que todo parezca ocasional, así que debes mantener tus ojos bien abiertos.

Actúa diferente

Cuando una persona siente extracción por otra, inevitablemente suele modificar su comportamiento, puesto que las personas tienden a esforzarse para llamar la atención de la persona que le gusta.

Cuando una persona siente extracción por otra, inevitablemente suele modificar su comportamiento, puesto que las personas tienden a esforzarse para llamar la atención de la persona que le gusta.

Para ello, suelen hacer cosas como: usar más perfume de lo normal, prestan más atención a la forma en como se visten, comienzan a ir al gimnasio o hasta cambian de look de ser necesario.

La modificación de su comportamiento también incluye el efecto espejo, el cual, según los expertos en conducta, consiste en imitar los gestos y las expresiones de la persona de nuestro agrado.

Te escucha con mucha atención

Si alguien realmente se interesa en ti, se tomará el tiempo de prestar atención a cada cosa que digas, y no solo por educación, sino que procurará demostrar interés en lo que piensas y sientes.

Si tienes algún problema personal, no solo se tomará la molestia de ser tu consejero y fiel confidente, sino que además te ofrecerá ayuda y querrá estar siempre al tanto para poder apoyarte en todo el proceso.

Sus pupilas se dilatan

Se ha comprobado que cuando algo realmente nos gusta, nuestras pupilas se dilatan automáticamente, y aunque es una de las señales más difíciles de captar, sí que es la más efectiva.

Es por eso que te recomendamos estar muy atento a la mirada de la persona que te gusta cada vez que se encuentren, pues además de una expresiva sonrisa, notarás cómo sus ojos hablan por sí solos.